FANDOM


Nuevaespaña EN ESTAS TIERRAS HUBO GRANDES HECHICEROS
Este artículo representa a un personaje, lugar u objeto presente tanto en el universo de las películas como en el de la serie de Netflix.


Finado y Moribunda son dos personajes secundarios de La Leyenda de la Nahuala, La Leyenda de la Llorona, La Leyenda de las Momias de Guanajuato, La Leyenda del Chupacabras y La Leyenda del Charro Negro. También aparecen en el videojuego Las Leyendas: Pergamino Mágico como personajes principales.

Descripción (películas).Editar

Finado y Moribunda son dos calaveritas de azúcar con vida propia que vivían en un antiguo altar de muertos dentro de la Vieja Casona. Suelen acompañar a Leo San Juan en sus aventuras.

Apariencia (películas).Editar

Por escribir.

Personalidad (películas).Editar

Alegres, simpáticos y un poco miedosos

Historia (películas).Editar

La Leyenda de la Nahuala Editar

Leo se encuentra con ambas calaveritas apenas entra a la vieja casona, en un altar de muertos cerca de la entrada. Las dos acompañan a Leo por toda la casona, enfrentándose a algunos peligros junto a él. También se les puede ver bailando con la música que Teodora toca en su habitación.

La Leyenda de la Llorona. Editar

Al comienzo, cuando la tormenta alcanza al barco volador, Moribunda cae de la nave haciendo que Leo tenga que rescatarla, cayendo él. Ambas caen junto a Alebrije y Don Andrés en la Isla de las Muñecas. Es en esta isla donde ambos se encuentran con sus enemigos Tiro y Pujo, dos muñecos poseídos que pretenden capturar a las calaveritas.

La Leyenda de las Momias de Guanajuato. Editar

En esta película, Moribunda consigue que Finado y Pujo se reconcilien un momento para conseguir llevarle de vuelta a Teodora a su perrita Chichi, que se había perdido en Guanajuato.

Mientras las calaveritas pasean tranquilamente buscando a Teodora, Tiro y Pujo lidian con sostener la correa de la perrita.

Al final, consiguen su objetivo y Teodora se renúne con su mascota.

En la página web de la película se los describe de la siguiente forma:

Por si no hubiera suficientes seres de ultratumba en las aventuras de Leo San Juan, estas dos calaveritas de azúcar -niño y niña-, mejor conocidas como “los niños calaca”, vuelven a merodear las actividades de Leo y de su grupo, incluso ofreciéndoles ayuda a los personajes con quienes contactan… aunque lo más probable, claro, es que no resuelvan el problema, total, ¿qué tanto se le puede exigir a una calaverita de cuatro años? Paradójicamente, estas criaturas del más allá, mudas de nacimiento, se espantan muy fácil y buscan esconderse cada que se sienten en peligro.

La Leyenda del Chupacabras. Editar

Cuando Teodora es poseída por el cacomixtle, va en busca del grupo para atraparlos, y a los primeros que consigue atrapar son a Finado y Moribunda. De alguna manera, logran liberarse de la bolsa y posteriormente consiguen liberar al grupo de la prisión de luz en las que los tenía el cacomixtle.

La Leyenda del Charro Negro.Editar

Con anterioridad las Calaveritas eran perseguidas junto a Don Andrés por el Charro Negro, y se escabulleron por los campos de elotes sin ser vistos por el malefico demonio, asomandose para darse cuenta que los Alebrijes y Don Andrés fueron raptados. Corrieron para avisarle a Teodora sobre la situacion, pero a ella le costo mucho comprenderlos y cuando fue asi, llegaron al lugar en el que el Charro acepto el trato con Leo, aferrandose a Rupertino en sus piernas, pero con el susto que se llevo, tiro a Finado dentro del portal, por el lado de Moribunda le ataco en el rostro y estos empujaran a los demas en el portal.

Allí en algún lugar de la hacienda, las calaveritas se escondieron en la carreta de agaves, sin que Chuy las vea y los conduzca al sótano, donde se reencuentran con Xóchitl y Evaristo, explicándoles que el Charro tiene a Leo. Cuando las Calaveritas escaparon y se fueron con sus amigos a los campos de agaves, subieron a la chimenea de la Casa Embrujada, usando la "Luz de Pureza Eterea" contra Andres y Alebrije que estaban poseidos, saliendo disparados del interior de el monstruo.

Fuera de la hacienda, Resendo ordeno a Chuy atacarlos, pero se negó, tirándolo de un golpe, entonces las calaveritas cogieron la llave de su pantalón para liberar a la bestia de su esclavitud. El espíritu del Charro dentro de Leo, hizo que Finado y Moribunda desataran su poder contra el, sacandole el cristal que tenia en el interior. La calma no duro mucho así que se quedaron en el Inframundo, junto al resto del equipo para darle batalla a un gigantesco Charro de energía elemental.

Los dos hermanos y los otros, convertidos en fantasmas, se despidieron de Leo, regresando a la Casona para bailar con el sonar del piano que Teodora toco.

Galerías.Editar

Lista de apariciones (películas).Editar


Personajes de Películas